Los últimos meses de preparación

El camino hacia una oposición es duro y difícil pero tiene una gran recompensa.

Conciénciate

Será un año muy complicado, incluso uno de los peores, pero merece la pena tener un trabajo para toda la vida. Llevas muy bien el ritmo de estudio, haces los tests y no tienes demasiados fallos. Lo peor viene cuando dentro de unos meses empiezas a olvidar aquellos temas que ya habías estudiado.

Piensa en positivo, piensa que vas a aprobar en esta convocatoria y no empieces a estudiar una oposición pensando que solo vas a intentarlo. Concienciate que no hay más oportunidades y que esta es la que tienes que aprobar. Evita personas, situaciones y lugares que transmitan energía negativa. Rodéate de gente positiva, lugares que te gusten, un lugar de estudio agradable y prémiate cuando consigas alcanzar tu meta diaria.

adult-1807505_960_720

No dejes las cosas para más tarde y organiza tu tiempo.

Divide el trabajo, lo ideal es llevar un tema a la semana y cada día divide lo que debes estudiar. Si un día hay un imprevisto debes hacerlo al día siguiente.

Organiza tu trabajo en una agenda, deja escrito lo que has aprendido cada día. Motívate y vuelve a revisar todo lo que has avanzando. Continúa trabajando cada semana y los resultados se irán viendo a media que pasen los meses.

alarm-clock-2132264_1920

Será un año duro porque apenas tendrás tiempo libre. Puede que te quedes sin vacaciones, que dediques los días de fiesta a estudiar, que pases poco tiempo con tu familia o que encima tengas que compaginarlo con el trabajo. Visualízate aprobando la oposición y para eso debes aprovechar el tiempo.

¿Qué debes hacer los últimos meses de preparación?

Una vez que salga la convocatoria comienza la cuenta atrás. Sigue pensando en positivo, sigue pensando que esta es la única oportunidad que tienes para aprobar.

Si antes estudiabas 8 h o 6 h diarias amplía tu horario de estudio. Ya has dejado de lado muchos planes, vacaciones y le has dedicado tu tiempo libre a estudiar.

Intenta aprovechar la preparación online para poder tener todo el material siempre disponible sea la hora que sea. De esta forma si tu academia no imparte clases en vacaciones, por ejemplo, la preparación online siempre te dará la oportunidad de adelantar temario y repasar aquellos temas que ya has estudiado.

entrepreneur-593357_960_720

En el momento que se publique la fecha del examen debes organizar tu tiempo de estudio y un horario más amplio. En esta fase lo más importante es el repaso y darle al temario el máximo de vueltas posibles. Planifica una buena técnica de repaso. Llegará un momento que tengas que repasar al día más de un tema. Es posible prepararse la oposición en un año pero con una buena técnica de estudio, estudiando todos los días y repasando lo máximo posible.

No dejes de lado realizar los supuestos prácticos, es importante que dentro de ese horario fijes una hora parecida a la del examen para hacer tu test de 100 preguntas incluyendo los supuestos prácticos.

survey-1594962_960_720

No olvides descansar.

Dentro de la planificación es necesario descansar la mente. Haz pequeños descansos, sal un rato a pasear cada día y tómate un día libre.

¿Cómo preparas las oposiciones? Deja tu comentario.

 

 

 

Supera el miedo al fracaso.

El miedo a fracasar puede bloquear nuestro objetivo.

Según un estudio un 20% de la población sufre miedo a suspender un examen. En muchas ocasiones son incapaces de superarlo simplemente por esa razón.

Te dejamos algunos consejos para superar tu miedo al fracaso y el miedo a supender.

La vida continúa.

Piensa en los beneficios y acepta que puede ocurrir que no superes el examen. Si sufres un ataque de ansiedad antes de un examen, muchas veces sucede porque no ves más allá.

Nuestros pensamientos nos hacen ver todo lo que podemos perder y aparecen ciertos miedos.

Centra toda tu atención en los beneficios. Busca la motivación suficiente para superar ese miedo y acepta que puede ocurrir el fracaso pero que habrá más oportunidades.

woman-1006100_960_720

No te exijas más de lo que puedes dar.

Se exigente pero según tus circunstancias personales. Si trabajas es normal que no puedas dedicarle todo el tiempo que te gustaría a estudiar las oposiciones.

No te satures, lo único que vas a conseguir es agobiarte y querer dejar de lado el estudio pensando que no vas a aprobar.

De todo se aprende, y si fracasas el primer año y no consigues llegar a tu meta, el siguiente año estarás más cerca de conseguirla.

Ten una meta clara.

Ponte una meta pequeña cada día que puedas conseguir. También una meta cada semana y a largo plazo.

Si quieres mejorar tu puntuación, se consciente de qué quieres y define tu meta para alcanzarla.

Motívate y premíate.

Los alumnos que tienen una gran motivación tienen mejores calificaciones. Aspiran  y persisten más, aunque fracasan durante su preparación continúan con una meta fija y se esfuerzan durante más tiempo.

Si tienes miedo de hacer un examen en la academia y te esfuerzas por hacerlo, aunque tu nota sea baja, prémiate.

Puedes premiarte con una chocolatina, ir al cine, dar un paseo o algo que realmente te haga ilusión.

Busca esa motivación y prémiate cuando consigas lo que te propongas.

startup-593310_960_720

Arriésgate y no pongas excusas.

Si piensas que lo malo que ocurre depende de los demás o de las circunstancias y no realmente de ti no vas a conseguir nada.

Las excusas suelen ser negativas, como por ejemplo, no estudio porque voy a suspender o dejo las oposiciones porque no tengo tiempo para estudiar.

Debes reconocerlas y librarte de ellas con pensamientos positivos.

Voy a estudiar y si me sale mal el examen la próxima vez sacaré más nota. No voy a dejar las oposiciones, organizaré bien mi horario para estudiar todos los días.

live-your-dream-2045928_960_720

La única persona que no fracasa es aquella persona que no hace nada.

Si quieres conseguir aprobar tu oposición tienes que tener el riesgo de suspender. Supera el miedo de suspender, siempre podrás levantarte y continuar.

Descansa.

Para preparar las oposiciones es importante descansar y dormir lo suficiente. Te puede ayudar cualquier opción natural que vendan en herbolarios sin tener que recurrir a ningún fármaco. Un buen descanso es fundamental para hacer las cosas bien. También puede ayudarte hacer deporte y comer de forma saludable.

¿Cómo superas tu miedo al fracaso? Deja tu comentario.

 

 

 

Consejos para una buena memoria

¿No tienes buena memoria?

¿Tienes problemas para retener los datos cuando estás estudiando? ¿Te cuesta recordar?

La memoria trabaja como un músculo y necesita un entrenamiento diario.

Además de ejercitarlo necesitarás mucha voluntad, una dieta adecuada, hacer deporte, un buen descanso y sobre todo mucha concentración.

Evitar el estrés. Ve despacio, relájate y céntrate en recordar la información.

Enfoca tu atención. Intenta estudiar en un lugar sin distracciones, donde puedas concentrarte y poner atención a tus apuntes.

study-921885_960_720

Seguir una buena dieta. El cerebro necesita glucosa, que encontramos en alimentos como los hidratos de carbono complejos (cereales integrales, legumbres entre otros). Evita largos periodos de ayuno, realiza 5 comidas al día. Evita el tabaco y el alcohol.

Cambia tu rutina de estudio. Rompe la monotonía, introduce alguna variante, basta con cambiar el lugar de estudio, las horas o cualquier novedad atrayente. Busca alternativas, relajarás tu mente y te parecerá más interesante el estudio.

laptop-1890547_960_720

Visualiza los conceptos. Es una buena técnica de estudio. Es importante fijarse en esquemas, gráficos, colores, símbolos, mapas conceptuales. Cualquier cosa vale si te ayuda a recordar.

Pausas regulares. Una buena técnica es realizar pausas regulares. Es más eficiente repartir seis etapas de estudio de 20 minutos que estudiar durante dos horas seguidas, durante esos minidescansos de 5 minutos podrás consolidar lo que has aprendido.

adult-1807505_960_720

La mnemotecnia. Utilizando alguna serie de técnicas harás el estudio más ameno

Entre algunas técnicas destacamos:

  • Asocia ideas. Crear alguna historia absurda que te haga recordar lo estudiado.
  • Usa acrónimos. Forma una palabra con las iniciales de cada uno de los elementos que queremos memorizar.

Estructura y organiza la información. Haz resúmenes, toma notas en tus apuntes o temario. Asocia la información.

Estudia regularmente. Intenta organizar un horario dejando un día libre a la semana y el resto de los días saca tiempo para estudiar. De esta forma ayudarás a tu mente a procesar la información.

Estudia o lee en voz alta. Puedes aprovechar si tienes algún compañero que estudie las oposiciones contigo. Cuéntale lo que has aprendido, si no puedes contar con nadie imagina una conversación. También puedes empezar con una lectura en voz alta.

classroom-1297779_960_720

Empieza por lo más fácil. Una primera lectura te ayudará a tener una visión del tema. Empieza estudiando lo más fácil y dedícale más tiempo a lo que te resulte más difícil.

¿Tienes alguna técnica que te ayude a memorizar?

Deja tu comentario.